Carta de Paulina Henoch en La Tercera: CASEN 2015

Señor director:

En entrevista reciente, la subsecretaria de Evaluación Social del Ministerio de Desarrollo Social (MDS) descartó que los cambios metodológicos para el cálculo de la pobreza multidimensional afecten la comparabilidad de la Casen 2015 con su versión anterior. Sin embargo, a grandes rasgos, la encuesta actual presenta dos grandes cambios. El primero es que se reemplaza la dimensión 'vivienda' por 'vivienda y entorno' e incorpora la dimensión 'redes y cohesión social'.

Esta última se pondera con un 10%, mientras las otras cuatro con un 22,5%, a diferencia de la versión de 2013, en que todas las dimensiones se ponderaban con 25%. Con ello se consideran carentes hogares con necesidades muy distintas a las de la versión anterior; por ejemplo, a quienes habitan en un barrio contaminado o si algún miembro del hogar es discriminado. El segundo cambio es que un hogar pasa a considerarse como pobre multidimensional si tiene 22,5% o más de carencias, en lugar del 25% utilizado en la Casen 2013, con lo que es más fácil estar en esa condición.

A modo de ejemplo, sólo con cambiar el requisito de carencias de 25% a 15% para la metodología utilizada en 2013, los hogares considerados en pobreza multidimensional se duplican, pasando de 15,9% a 37,4%. Con los cambios señalados se estarían generando una serie de indicadores no comparables, con lo cual las encuestas de 2013 y 2015 no podrían ser contrastadas. Esto se evidenció en la entrega separada de resultados. Esperamos que el Ministerio de Desarrollo Social difunda la serie histórica de pobreza por ingreso desde 1990, a fin de poder comparar peras con peras y manzanas con manzanas.

Paulina Henoch, investigadora del Programa Social de LyD.-