AVANCE A JULIO 2016 DE LA RECONSTRUCCIÓN: Baja preocupantemente la ejecución de soluciones habitacionales

  • En los informes de avance del MINVU a julio 2016 se observa que el proceso de reconstrucción sigue presentando un preocupando retraso en la entrega de viviendas.
  • Cuando excluimos del análisis el proceso de reconstrucción el terremoto 27F, se observa que más de la mitad de los afectados (un 59%) aún no tienen resuelta su solución habitacional.
  • Durante el mes de julio fueron entregadas 588 soluciones habitacionales. De éstas, 528 (un 90%) corresponden a procesos de reconstrucción diferentes al 27F.
  • Se sigue evidenciando que el mayor avance en el terremoto de Coquimbo y en los temporales en el Norte estaría en la entrega de subsidios para la compra de materiales de 40 UF (aproximadamente un millón de pesos). No en las familias que más requieren ayuda, quienes perdieron todo y requieren que se ejecuten los subsidios de adquisición y construcción de viviendas.

Con la nueva entrega de informes de avance del MINVU es posible constatar que existe un preocupante retraso en el proceso de reconstrucción de las viviendas. Cuando no se considera el 27F, más de la mitad de las familias (un 59%) aún no tiene resuelta su solución habitacional. Además, es preocupante la baja en la entrega de viviendas y que el mayor avance en las catástrofes más recientes consiste en la entrega de subsidios para comprar materiales, sin hacerse cargo de las soluciones más complejas y que en definitiva, son las familias que lo perdieron todo.

AVANCES POR CATÁSTROFE

Se define avance del proceso de reconstrucción como la relación entre las soluciones habitacionales entregadas y el número de familias que deben ser atendidas por catástrofe. En el Cuadro N° 1 se categorizan las distintas catástrofes por cantidad de familias damnificadas que deben ser atendidas por los programas del MINVU; los subsidios que ya han sido asignados, los ya ejecutados, en ejecución y los sin inicio.

Se observa que al considerar todas las catástrofes, en relación a las familias que se debe atender, un 91% de las viviendas han sido entregadas. Sin embargo, cuando se excluye el Terremoto 27F el avance sólo sería de un 41%, es decir, 3 de cada 5 familias damnificadas aún no cuenta con una solución habitacional. Esto se debe a que el terremoto 27F tiene un 99% de avance, mientras que el Sismo en el Norte Grande presentó un 39% de avance; el Incendio de Valparaíso un 40%; los temporales en el Norte un 60%; la Erupción en el Volcán Calbuco un 90%; y el Terremoto de Coquimbo tan sólo un 20%.

1

En relación al terremoto 8,8° Richter y posterior tsunami 27F (27 de febrero del 2010), de los 225.286 subsidios vigentes se habrían entregado 221.044 soluciones habitacionales (un 99%). Sin embargo, aún quedan 4.215 familias sin solución y durante el mes de julio fueron entregadas tan solo 60 viviendas. A este nivel de entrega, es posible que la solución para estas familias tome varios años.

En el caso de terremoto de 8,2° Richter en el Norte Grande (1 de abril del 2014), que afectó a las regiones de Arica - Parinacota y Tarapacá, hay 14.780 familias damnificadas que cumplirían con los requisitos para acceder a los programas del MINVU. A julio 2016 se habrían asignado 14.368 subsidios, de los cuales se habrían entregado 5.738 (un 39% del total de las familias). Un 90% de las soluciones entregadas corresponde a reparación de viviendas y un 8% construcción o adquisición. Durante julio fueron entregadas 147 viviendas.

En cuanto al incendio de Valparaíso (12 de abril del 2014), que afectó principalmente el sector de la Pólvora, de las 2.998 familias damnificadas que cumplen los requisitos para acceder a los programas del MINVU. A julio del 2016 se habrían construido, reparado o adquirido 1.173 viviendas (un 40% de las familias damnificadas). A pesar del avance, en los informes del MINVU de esta catástrofe se producen ciertas inconsistencias. En el Gráfico N° 1 se observa esta inconsistencia en la información entregada de las viviendas entregadas, que puede responder claramente a un problema en el seguimiento de las familias de esta catástrofe.

2

En cuanto a los temporales en el norte (Antofagasta y Atacama) (23 de marzo 2015), a julio del 2016 hay 9.164 familias damnificadas y se habrían entregado 5.413 soluciones habitacionales (60% de las familias damnificadas). De las soluciones entregadas, un 78% (4.226 soluciones) corresponden a un subsidio para comprar materiales. En julio se habrían entregado 235 soluciones habitacionales.

De 592 familias a atender por la erupción del volcán Calbuco (22 de abril del 2015), se habrían terminado 528 soluciones habitacionales (un 90%) y en el julio se entregaron 4 soluciones habitacionales.

En relación al terremoto de 8.4° Richter del Norte Chico (16 de septiembre del 2015), que afectó principalmente a la región de Coquimbo, sólo habrían 2.760 subsidios vigentes, es decir, sólo el 38% de las familias damnificada por esta catástrofe tendría un subsidio habitacional y tan sólo se habrían entregado 1.386 soluciones habitacionales (un 20%), de las cuales casi todas son subsidios para comprar de materiales (Cuadro N°2). Durante julio se entregaron 160 soluciones habitacionales.

3

El Cuadro N°3 muestra que entre junio y julio se habrían ejecutado 588 soluciones habitacionales, de las cuales 528 corresponden a procesos distintos al 27F.

4

En el Gráfico N°2 se muestran que las viviendas entregadas entre febrero y julio del 2016, y es preocupante el bajo nivel de entrega y la reducción en la entrega de soluciones habitacionales que se estaría presentando. Siendo que entre el 2012-2013 superaba las 4 mil viviendas al mes.

5

CONCLUSIÓN

Aún existen 24.796 familias damnificadas por estas catástrofes sin solución, de las cuales el 83% (20.581 familias) corresponden a familias afectadas por catástrofes distintas al 27F. El proceso de reconstrucción presenta un importante retraso en la asignación y ejecución de subsidios. Si bien el terremoto 27F presenta un 99% de avance, ese 1% son 4.125 familias que a 6 años de la catástrofe aún no tienen solución.

Adicionalmente, preocupa la reducción en la ejecución de las soluciones habitacionales y si detrás de esta baja existiría un obstáculo en la gestión de estos procesos. A partir de los mismos informes del MINVU, es posible evidenciar que durante el 2013 fueron entregadas más de 5 mil viviendas al mes, el 2014 más de 4 mil y el 2014, cuando asume el actual equipo, el 2014 y 2015, la entrega se redujo a aproximadamente mil viviendas al mes. Y durante este año a casi la mitad. Con este nivel entrega, dificulta que los procesos de reconstrucción puedan concluirse durante este gobierno.

Finalmente, también preocupa la inconsistencia en las cifras de la entrega de soluciones en el incendio de Valparaíso y por el bien de esas familias afectadas se requiere de un mayor análisis para determinar lo que estaría ocurriendo en este proceso.