Ajuste de las expectativas de crecimiento del Gobierno

Francisco KlappLa rebaja en la proyección de crecimiento del Gobierno a 1,75% para 2016, anunciada ayer por el Ministro de Hacienda, no resulta para nada sorpresiva considerando que las expectativas privadas, por ejemplo aquellas recogidas en la Encuesta de Expectativas Económicas (EEE) del Banco Central o el Latin American Consensus Forecast  (LACF), vienen ya desde febrero adelantando una expansión del producto menor al 2% para el año que corre.  Los datos conocidos hoy para la más reciente EEE, donde se mantiene la mediana de los pronósticos privados en un 1,7%, no hacen más que confirmar lo anterior.  Las estimaciones del Banco Central, incluidas en los dos últimos Informes de Política Monetaria (IPOM), apuntaban también en la misma dirección, ubicando al crecimiento para este año entre 1,25% y 2,0%. Sobre este punto, vale la pena recordar que el mismo FMI ya en abril adelantaba que la expansión del producto chileno sería de un escaso 1,5%, lo que en su momento genero molestias en el Ejecutivo, pero que hoy parece tristemente realista.

grafico

Para 2017, las estimaciones tampoco resultan demasiado auspiciosas. Por ejemplo, el FMI ha ido rebajando sistemáticamente sus proyecciones para el año que viene, siendo la más reciente de apenas un 2,1%. Por su parte, en los datos de la EEE dados a conocer hoy, se observa una tercera rebaja consecutiva del pronóstico de los privados consultados para 2017, llegándose al mismo registro del FMI. Este estancamiento de la economía chilena, se traduce en un estancamiento de la calidad de vida de todos los chilenos, lo que cada vez se observa con más claridad: de acuerdo a datos del Centro de Microdatos de la Universidad de Chile, el ingreso per cápita de los hogares del Gran Santiago –uno de los lugares donde más a aumentado el desempleo- no solo se ha estancado sino que ha caído un 5,6% en términos reales en los últimos 12 meses. 

Francisco Klapp, investigador del Programa Económico de LyD.-