Salario mínimo: propuesta en el tope de lo razonable

Cecilia CifuentesUn reajuste de 4% propuso el gobierno para el salario mínimo, el que subiría de $250.000 a $260.000. Esta cifra sería consistente, de acuerdo al gobierno, con una inflación de 3% y un reajuste real de 1%.

Ambos guarismos estarían en el tope de lo razonable, considerando que desde el último reajuste del salario mínimo en enero pasado, el IPC acumularía en el primer semestre un aumento de 1,9%, y el crecimiento de la productividad sería cercano a cero, comenta Cecilia Cifuentes, Economista Senior de Libertad y Desarrollo, sobre propuesta entregada hoy al Congreso.

La situación del mercado laboral no deja ningún espacio para un reajuste superior por la tendencia al alza del desempleo, el que la creación de puestos de trabajo esté radicada en forma muy mayoritaria por empleo por cuenta propia y el que el índice de remuneraciones muestre un aumento en los últimos seis meses con datos disponibles de sólo 3%. "Una situación en que el salario mínimo sube más que el promedio de salarios y en que además se observa mayor precariedad laboral, puede terminar siendo negativo para los trabajadores vulnerables, dificultando su ingreso al mercado laboral formal" señala la economista.

Es razonable volver al esquema de reajuste por año, ya que en un período de alta incertidumbre interna y externa, son complejos los compromisos plurianuales, que pueden llevar a reajustes inconsistentes con las condiciones económicas del momento en que deban regir.