Cecilia Cifuentes por salario mínimo: «Sin crecimiento no es factible lograr aumentos importantes»

Debido al rechazo de la Nueva Mayoría al reajuste de 4% (respecto a enero pasado) del salario mínimo, el gobierno cambió su ofrecimiento a cuatro reajustes semestrales, de $ 7.500, $ 6.500, $ 6.000 y $ 6.000 respectivamente, con el objetivo de conseguir el apoyo oficialista. Esta nueva propuesta parece, sin duda, menos prudente que la anterior, por dos razones. Primero, porque de un reajuste de $10.000 que regiría hasta julio de 2017, se pasa a un reajuste de $13.000, escalonado. Si bien en términos del salario promedio anual la mejoría es reducida, parece asentarse este concepto de reajustes semestrales, lo que tiene complicaciones desde el punto de vista de desindexación salarial.

La segunda razón es aún más compleja, CeciliaCifuentes (2)ya que se determinan a priori reajustes del salario mínimo sin que conozca el contexto económico en que deberán regir. Si bien los reajustes medidos en doce meses son decrecientes, y constituyen una propuesta más prudente que los reajustes plurianuales de 1997 y 2014, pueden ser complejos en un contexto de una economía que siga muy deprimida.

Finalmente, el mensaje de fondo que la Nueva Mayoría no parece dispuesta a leer es que sin crecimiento no es factible lograr aumentos importantes del salario mínimo, como sí los hubo entre 2010 y 2013. Dado el carácter anticrecimiento del programa de reformas, el propio gobierno es en parte responsable de la escasa mejoría que pueden lograr los trabajadores más vulnerables.