TASA DE DESEMPLEO AUMENTA Y PRÁCTICAMENTE TODA LA CREACIÓN DE EMPLEO EN 12 MESES ES POR CUENTA PROPIA

El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) dio a conocer la cifra de desempleo correspondiente al primer trimestre de 2016 comprendido entre enero  y marzo, de un 6,3%, cifra cuatro décimas mayor que el trimestre móvil pasado y dos décimas  mayor que el mismo período de 2015.

Francisco Klapp, investigador del Programa Económico de LyD, explica que este resultado va en  la misma línea que la Encuesta del Centro de Microdatos de la U. de Chile, conocida hace sólo algunos días, nos adelantaba. Eso sí -profundiza Klapp- era esperable que el resultado del INE mostrara un alza menor, puesto que, a diferencia de la Encuesta de Microdatos, se trata de un promedio móvil de tres  meses, por lo que se demora algo más en reflejar completamente cambios que podrían estar produciéndose con más fuerza en marzo. De hecho, considerando la relativa estabilidad de los trimestres previos, se puede deducir que el mes de marzo, al mirarlo independiente del resto del trimestre, presentaría una tasa de desempleo por sobre el 7%, y a nivel de la Región Metropolitana, por sobre el 7,5%.

Ahora bien, y como se ha reiterado en repetidas ocasiones, no estamos en una recesión o una crisis, y el producto -aunque muy lentamente- sigue expandiéndose, por lo que tampoco es razonable esperar que la tasa de desempleo se dispare como lamentablemente ha ocurrido en el pasado.

Es  importante recordar que la  ayuda que ha dado la construcción, anticipándose al alza de impuesto, comienza a perder fuerza a medida que los proyectos que debían prometerse antes de 2016 comienzan a completarse. Durante los últimos trimestres, la construcción creaba más de 70 empleos en 12 meses de manera sostenida, lo que en la última medición cayó a 40 mil. De hecho, respecto al trimestre anterior de destruyeron más de 14 empleos en la construcción.

Más allá de este fenómeno transitorio de la construcción,  si se piensa en el volumen total de horas trabajadas en nuestra economía, éste muestra una expansión bastante discreta, ya  que si bien la ocupación se expande (1,3% en 12 meses) el promedio de horas trabajadas por cada persona cae en un 0,6%, tal como en general lo viene haciendo hace un buen tiempo. A esto súmesele un importante cambio en la composición de los empleos creados, con los empleos por cuenta propia explicando prácticamente la totalidad del crecimiento del empleo en 12 meses, y un aporte casi nulo del empleo asalariado.

En concreto, esta expansión de la ocupación de 1,3% en 12 meses, se explica por un caída de los empleadores de un 7.2% -pero con una relativamente  baja incidencia de 0,3 puntos-, un empleo por cuenta propia que crece un 7,3% incidiendo 1,4  puntos, es decir prácticamente la expansión total; y empleo asalariado que ya se aleja de ser el  motor  principal -como otrora lo fuera- con un 0,1% de expansión, es decir, mostrando estancamiento.  Ahora bien, vale la pena recordar que el empleo por cuenta propia agrupa a un conjunto bastante diverso de ocupaciones, por ejemplo, un profesional independiente que no emplea a otros caería en esta categoría pero una persona que ejerce el comercio ambulante también, y de hecho, de acuerdo a datos del INE, son más bien los empleos de baja calificación y mayor inestabilidad laboral los que dominan en los empleos por cuenta propia que se están creando. Sólo para tener una referencia, el 20% de quienes declaran ejercer el trabajo por cuenta propia lo hacen en la vía pública.  Lo anterior, acompañado de una expansión de la fuerza de trabajado de 1,4% versus igual período de 2015, explica el aumento en la tasa de desocupación respecto a un año atrás.

TASA DE DESEMPLEO

Tal como adelantó la Encuesta de la U. el desempleo, especialmente en la Región Metropolitana, aumentó (% desocupados/fuerza de trabajo)

GRAFICO

En términos de calidad de empleo, se aprecia cierta estabilidad. En cuanto a los indicadores de empleo asalariado, 86,5% declaró contar con contrato escrito, lo que representa un aumento respecto del 85,9% de igual trimestre de 2015, mientras que los asalariados con contrato indefinido se mantienen relativamente estables, pasando de un  69,7% a un 69,8% en 12 meses.

En el actual contexto de débiles expectativas para el crecimiento y el final del impulso excepcional que ha entregado el sector construcción, ya parece bastante claro que especialmente en los mese de invierno se podrán observara tasas de desempleo por sobre el 7%.