Encuesta de Ocupación y Desocupación en el Gran Santiago, U. de Chile: Salto en la Tasa de Desempleo

Esta mañana el Centro de Microdatos de la Universidad de Chile presentó su tradicional Encuesta de Ocupación y Desocupación en el Gran Santiago donde la tasa de desempleo registró un alza considerable respecto a un año atrás, desde un 6,8% a un 9,4%. Al comparar con el trimestre inmediatamente anterior el alza es la misma.

desocupacion microdatos

 

La tasa de desempleo es el porcentaje de Desocupados sobre la Fuerza de Trabajo.  "Un aumento en la tasa de desempleo efectivamente puede reflejar que más personas están perdiendo su trabajo de los que se están creando, pero alternativamente también puede explicarse porque aunque efectivamente se estén creando empleos,  un número mayor de personas entró al mercado laboral en busca de empleo", explica el investigador del Programa Económico de Libertad y Desarrollo, Francisco Klapp.

Lo segundo fue exactamente lo que ocurrió la última vez que observamos un salto importante en la tasa de desempleo reportada por Microdatos, en septiembre de 2015 cuando pasó de un 5,9% a un 7,1% en 12 meses. En ese entonces, mientras los Ocupados crecían a una saludable tasa de 3,0% en doce meses, lo que supera el promedio de los últimos años, el número de personas que deseaba trabajar -ya sea encontró o no un empleo- crecía al 4,3%, lo que también es bastante excepcional. Lo que llevo a que la mencionada alza en la tasa de desempleo fuera considerada como un fenómeno relativamente benigno y a moderar las interpretaciones (más allá de que mucho del empleo que otrora se creaba era no asalariado).

"Hoy la situación es muy distinta, el fuerte aumento de la tasa de desempleo se debe a una importante caída en el número de ocupados (-3,2% en 12 meses)", asegura Klapp. De hecho, si no fuera porque la fuerza de trabajo también disminuye en igual periodo (-0,5%) estaríamos hablando de una tasa de desocupación aún mayor. "Esto, y tal como informa Microdatos es un reflejo del menor dinamismo de nuestra economía y no puede ser interpretado de manera tan benigna como se hiciera en septiembre de 2015", sentencia el economista.