Modernización de la Ficha de Protección Social

alejandra candia lydEn su reciente columna, el ministro Barraza esboza detalles del nuevo instrumento (Registro Social de Hogares, RSH) que reemplaza a la Ficha de Protección Social (FPS). De acuerdo a lo informado, la caracterización socioeconómica de las personas se realizará ahora con datos administrativos, eliminando el problema de otorgar beneficios sobre la base de autorreportes. Confiar demasiado en esta nueva fuente de información tiene ciertos riesgos. El incentivo a ocultar información (o entregar información falsa) en la FPS ocurría como resultado del diseño de nuestra política social, donde quien está en el 60% recibe el beneficio y quien está en el 61% queda sin nada. El reemplazo de la FPS deberá seguir lidiando con este problema, por lo que existe un riesgo que el cambio fomente la informalidad para no aparecer en el RSH.

Adicionalmente, la confianza en la nueva información llevó al gobierno a eliminar la “Capacidad Generadora de Ingresos” que utilizaba la FPS, una estimación de ingresos potenciales de acuerdo a determinadas características socioeconómicas. Así, podrían quedar clasificadas con igual nivel de necesidad alguien sin ingresos pero con estudios universitarios y alguien con ingreso cero, sin estudios y en situación de calle. Ambos no requieren de igual apoyo, por lo cual no parece aconsejable eliminar del todo dicha estimación.

Más que buscar excluir a los ricos, el nuevo instrumento debería buscar identificar a los más vulnerables, cuyas necesidades varían dependiendo de su clasificación (por ejemplo, según CASEN 2013 mientras el desempleo del 1% más pobre superó 50%, el del 60% sólo alcanzó 7,6%). La correcta focalización de la política social es la que nos permitirá avanzar como sociedad en la lucha contra la pobreza.

 

Carta al Director de La Tercera de Alejandra Candia, Directora del Programa Social de Libertad y Desarrollo.-