Reducción de la pobreza se estanca en América Latina y el Caribe por bajo crecimiento económico

Ayer fue a dado a conocer el informe “Desarrollo social inclusivo: una nueva generación de políticas para superar la pobreza y reducir la desigualdad en América Latina y el Caribe” de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). Una de las principales conclusiones del informe es que la reducción de la pobreza se estancó durante los últimos años. Durante el 2013, el 28,1% de la población estaba en pobreza (165 millones de personas), mientras que el 2013 un 11,7% estaba en indigencia (68 millones de personas) y el 2014 un 28% (71 millones de la población).

Entre las razones que explican el aumento de la indigencia y el estancamiento de la pobreza es la falta de crecimiento económico. Tal como se muestra en el Gráfico 1.2, el estancamiento de la pobreza ocurrió en un contexto de bajo crecimiento económico, lo cual se tradujo en una disminución de la capacidad de generación de ingresos y formalización del empleo.

grafico 1 cepal

 

Tal como se evidencia en este informe, la falta de dinamismo económico incide preocupantemente en las personas en pobreza. Se observa que en períodos en los cuales ocurren crisis económicas las tasas de pobreza e indigencia se estancan. Si bien Chile se ha caracterizado por sus altas tasas de crecimiento sostenido y política social focalizada, desde el 2014 las proyecciones económicas han presentado una importante pérdida de dinamismo, debido en parte a un enfoque que busca privilegiar la redistribución como política social, descuidando de forma importante las consecuencias que pueden tener este tipo de políticas sobre el crecimiento económico y en la pobreza.