Incertidumbre post PSU: 10 dudas que no han sido despejadas sobre la gratuidad

psuHoy comienza a rendirse la Prueba de Selección Universitaria (PSU), para la cual hay casi 290 mil inscritos. A los cambios aprobados para la evaluación de este año –por ejemplo ya no se descontarán las respuestas malas a la hora de calcular el puntaje-, se suma la incertidumbre debido a la iniciativa de gratuidad impulsada por el Gobierno a través de la ley de presupuestos, que si bien es sólo para el año 2016, sin duda sentará las bases para el futuro del sistema. Ésta, si bien fue aprobada en el Parlamento, aún debe ser ratificada por el Tribunal Constitucional.

Si bien la ley de presupuestos, en su famosa glosa, estableció los requisitos que deberá cumplir cada tipo de institución para que sus alumnos puedan acceder a la gratuidad ofrecida, recién el 22 de diciembre vence el plazo para que las instituciones elegibles soliciten formalmente al Ministerio de Educación (MINEDUC) su voluntad de acceder a este nuevo sistema de financiamiento. Y a partir de ahí éste podrá determinar mediante decreto los detalles en relación a los recursos a ser distribuidos.

Así, hay varias dudas que aún no han sido despejadas, y que sin duda afectarán la decisión de los postulantes que hoy están rindiendo la PSU. A continuación enumeramos algunas de estas interrogantes.

  • ¿Aprobará el Tribunal Constitucional la gratuidad 2016 aprobada por los parlamentarios en la ley de presupuestos?
  • Si no se aprueba, ¿qué ocurrirá con las ayudas estudiantiles que fueron disminuidas para liberar recursos para financiar la gratuidad? ¿Se repondrán?
  • Si es que el Tribunal, en cambio, da su aprobación, ¿cuáles instituciones formarán parte en definitiva de la gratuidad el 2016?
  • ¿Cuándo sabré si califico dentro del 50% de menores ingresos que podrá beneficiarse con la gratuidad?
  • En caso de no formar parte de dicho 50%, ¿podré acceder a otras ayudas estudiantiles? ¿podré contar con ellas para financiar todos los años que dure mi carrera?
  • ¿Alcanzarán los recursos de la gratuidad para financiar la institución de mi preferencia? ¿O corro el riesgo de escoger una institución que en el corto plazo se verá desfinanciada?
  • ¿Aumentará la selectividad en las carreras de instituciones beneficiadas con la gratuidad?
  • ¿Se impondrán nuevas exigencias, pudiendo afectarse los procesos educativos, el proyecto institucional y en último término la calidad y la autonomía de la institución elegida?
  • ¿Voy a poder estudiar o habrá paralizaciones importantes de clases, como respuesta a la contingencia política y a las eventuales propuestas presentadas por el Gobierno?
  • Para las instituciones que no participen de la gratuidad, ¿se mantendrán las ayudas estudiantiles actuales en el futuro?