Las diferencias entre crecer al 3% o al 5%

Las diferencias entre crecer a un 3% real, que es en torno a lo que crecería Chile en los próximos años de acuerdo a las proyecciones recogidas en encuestas como CONSENSUS y la Encuesta de Expectativas del Banco Central, y un 5% que el promedio simple desde 1990, se refleja de manera espectacular en la calidad de vida, el empleo y las remuneraciones, especialmente cuando se consideran horizontes más largos. Un ejercicio posible es imaginarse las diferencias que existirían en una década más si creciéramos al 5% en vez de al 3%, lo que se traduce en que el producto a 2025 sea un 21% de lo que podría haber sido.

grafico 1pib

Lo primero -y bastante evidente- es que el consumo de los hogares, mayor componente del PIB y que en general representa algo más del 60% del mismo, suele moverse la misma manera que el producto, siendo menos volátil que el otro gran componente que es la inversión. De esta forma, el consumo de la familia media tendería a crecer de la misma forma que el producto, lo que considerando el aumento de la población se traduce en que el consumo de la familia media pudiese ser hasta un 46% mayor en 2025 (en términos reales) mientras que de crecerse solo un 3%  dicho consumo podría ser solo un 21% mayor en 2025. De acuerdo a la VII Encuesta de Presupuestos Familiares, insumo clave para la construcción de la canasta del IPC, el consumo promedio de la familia del III quintil (mitad de la distribución de ingresos) es de $ 671.500 aproximadamente y el de la familia promedio es de $ 863.500. Con un crecimiento del 3% a 2025 la media del III quintil sería de $ 812.500 aprox. y la media de $ 1.045.000, es decir 141 mil y 181 mil mas. Pero si se creciera al 5%, el III quintil consumiría $ 980.000  y la media sería $ 1.260.000, es decir 168 mil  y 215 mil más aprox.

PIB per cápita

Una forma tradicional de comparar entre países es que el producto per cápita (en dólares PPP), el cual sería bastante mayor en 2025 si se hubiese crecido al 5%. De hecho, creciendo al 5% anual nos acercaríamos a los 36.000 mil dólares (PPP)[1] de PIB per cápita, en línea con países como Nueva Zelandia, Korea o Italia hoy en día[2], de acuerdo al FMI. En cambio, de crecerse sólo al 3% el PIB per cápita se situaría en torno a los 29.500 dólares (PPP) lo que es similar a países como Eslovenia, Eslovaquia y la República Checa en la actualidad.

grafico 2 pib

Ocupación

Un mayor crecimiento económico también se relaciona con una mayor creación de empleo. Entre 1990 y 2015 en general se observa que un punto de crecimiento adicional del PIB se traduce en un crecimiento de la ocupación 0,35 puntos más veloz.

 

grafico 3 pib

En otras palabras, un punto más de crecimiento del producto se traduce en  que 17.800 empleos adicionales sean creados.

 

grafico 4 pibCon lo anterior en mente, se puede estimar que la diferencia entre crecer al 3% y 5% luego de una década sería de más de 350.000 puestos de trabajos.

Desocupación

La contracara de lo anterior, en cierta forma, es el número de desocupados el cual cae con el crecimiento. Entre 1990 y 2015 se observa que un punto de crecimiento se traduce en un aumento de más de 3 puntos en la tasa de reducción de los desocupados.

grafico 5 pib

En otras palabras, un punto más de crecimiento del producto se traduce en 15.620 empleos desempleados menos.

 

grafico 6 pib

Con lo anterior en mente, se puede estimar que la diferencia entre crecer al 3% y 5% luego de una década sería  de más de 300.000 desocupados.

Salarios

En cuanto a los salarios reales, se aprecia que entre 1990 y 2014 (datos anuales) un punto adicional de crecimiento del producto se asocia con 0,15 puntos de mayor crecimiento de las remuneraciones por sobre la inflación.

grafico 7 pib

Así, en una década de crecimiento de 5% en lugar de 3% la diferencia en las remuneraciones promedio sería de casi un 35%.

Pobreza

La reducción en la pobreza de las últimas décadas  es innegable y sin precedente en la historia del país. El crecimiento ha jugado un papel fundamental, pero políticas sociales también han hecho su parte, por lo que cuantificar el rol del crecimiento no resulta trivial. En un trabajo de LyD pronto a ser publicado, se es estima a través de la metodología de Datt-Ravallion (1992), descomponer los cambios de la pobreza en tres componentes: el efecto del crecimiento económico sobre la variación de la pobreza, otro sobre políticas de redistribución sobre la variación de la pobreza, y finalmente un residuo. De esta forma, se puede identificar la importancia de cada componente en la variación de la tasa de pobreza en Chile durante los últimos años.

De acuerdo a las estimaciones del impacto del  crecimiento sobre la tasa de pobreza obtenidos en dicho trabajo[3], con un crecimiento de 3% la tasa de pobreza en  2025 podría ser entre 2,3 y 2,6 puntos mayor de lo que sería en un escenario de crecimiento de 5%. Esto equivaldría a que en 2025 entre 450 mil y  500 mil  personas no superaran la línea de la pobreza producto del menor crecimiento.

 


[1] Suponiendo que la población crece al mismo ritmo que lo ha hecho en los últimos 10 años y el tipo de cambio PPP evoluciona como lo ha hecho.

[2] Dato 2014.

[3] Y suponiendo que la forma de la distribución de ingresos no cambia.