7 de octubre de 2015

La importancia del Transpacific Partnership (TPP) para Chile

Tras casi cinco años de intensas negociaciones, los doce países integrantes del Acuerdo Transpacífico de Libre Comercio (TPP) culminaron las conversaciones y lograron sellar un acuerdo en Atlanta, Estados Unidos.

Francisco Garcés, Director del Centro de Economía Internacional de LyD, enumera las razones por las cuales el tratado es beneficioso para nuestra economía:

Francisco Garcés1.-  12 economías de la cuenca del Pacífico mostraron interés en ser parte del acuerdo. Este grupo de negociación fue en aumento en cuanto a participantes, y culminó con éxito el 5 de octubre de 2015.

Además, varias de esas economías son las más significativas del área Asia Pacífico, ya sea por su tamaño o por su dinamismo.  En total, esas economías significan, en términos de comercio anual para Chile, US$ 40.000 millones aproximadamente, con una tendencia creciente.

 

2.- Los diversos gobiernos de la última década de Chile han considerado conveniente y beneficioso económicamente, abrir la economía chilena e integrarla en la región Asia Pacífico, muy dinámica y también en la economía global, para alcanzar el nivel de ingreso y estatus de país desarrollado y de ese modo, aumentar el empleo, reducir la pobreza y avanzar en la igualdad económica.

 

3.- Respecto a la propiedad intelectual, a los medicamentos, a internet, a los bienes culturales, a la tecnología o a otros temas incluidos en el acuerdo TPP, los negociadores chilenos, de reconocido profesionalismo y continuidad, han arribado a una propuesta que beneficia a nuestra economía y a nuestra sociedad, la cual será posteriormente analizada por el Congreso, e informada a los diversos segmentos interesados de la sociedad civil.

Si Chile quiere, por una parte, tener una economía desarrollada, tiene que asumir las responsabilidades correspondientes respecto a propiedad intelectual y otros estándares adoptados por la comunidad internacional, tal como cuando ingresó a la OCDE, tuvo que adoptar los estándares y requisitos correspondientes, a cambio de los beneficios correspondientes.

 

4.-  Chile participará en el diseño de una nueva arquitectura comercial, incluyendo sus reglas y disciplinas que son importantes para nuestra economía pequeña y abierta al exterior. Dichas normas eventualmente terminarían afectando a Chile en nuevos temas, como comercio en servicios, inversiones, propiedad intelectual, medio ambiente y telecomunicaciones. Adicionalmente, el TPP busca incorporar temas de cohesión regulatorias, de facilitación de comercio y de apoyo a las PYMES. Los aranceles han dejado de ser las principales barreras al comercio, razón por la cual en la actualidad se hace necesario trabajar hacia el establecimiento de disciplinas que impidan que las regulaciones constituyan barreras al comercio.

 

Cabe advertir que como los procesos de integración económica son muy dinámicos, si la economía chilena se maneja mal con malas políticas públicas, no va a obtener los beneficios de la integración y puede incurrir en costos o menoscabo, pero si se maneja eficientemente, con políticas públicas de calidad, va a acceder a importantes beneficios de carácter económico, financiero, social, educacional y cultural, facilitando el camino hacia los niveles de estatus de economía desarrollada, con las ventajas que aquello conlleva.