Charles Frank Jr: «Existe una creencia generalizada de que la energía renovable es la respuesta al calentamiento global»

SocRet Charles Frank-PVH-12Libertad y Desarrollo junto a CIEPLAN realizaron el seminario “Generación Eléctrica: Alternativas que minimizan el Costo de Reducción de Emisiones de Carbono”, el cual contó con la destacada participación de Charles R. Frank, Doctor en Economía de la Universidad de Princeton y Senior Fellow de Brookings Institution. Sobre las distintas fuentes de energía y sus costos y beneficios, ente otros temas, conversó con LyD.

-Diversos países del mundo han decidido apoyar con subsidios u otras medidas el desarrollo de las energías renovables de carácter intermitente (solar y eólica). ¿A qué responde esta política energética?

-El desarrollo de energías renovables tiene respaldo por cada una de esas tres razones, dependiendo del país. En primer lugar, existe una preocupación generalizada y legítima en cuanto a que las emisiones de gas invernadero deben reducirse para contrarrestar los efectos nocivos del calentamiento global. Segundo, por ejemplo en Europa, la energía renovable se considera una forma de evitar la dependencia del suministro de gas natural proveniente Rusia y de petróleo del Medio Oriente. Tercero, en muchos países hay grupos de interés que quieren invertir en proyectos solares y eólicos, y han logrado ejercer presión para que los gobiernos entreguen subsidios para la energía renovable.

 

- Usted ha planteado que no basta con comparar las distintas fuentes de energía a través de los costos de desarrollo. ¿Cuáles son los principales aspectos que deben incluirse en un análisis costo-beneficio apropiado?

- Dos nuevas centrales de energía alternativa con los mismos costos nivelados pueden generar beneficios muy distintos, medidos en términos de emisiones de CO2 mitigadas, costos de energía evitados y costos de capacidad evitados. Las emisiones evitadas dependen de si la nueva central reemplaza la producción desde una vieja e ineficiente planta a carbón o si reemplaza la producción desde una central relativamente nueva y eficiente de ciclo combinado de gas natural. Los costos de energía evitados dependen de cuándo la nueva central genere la producción. Si se genera durante la fase de demanda máxima, cuando las centrales de menor ahorro de combustible se encuentran en uso, entonces los costos de energía evitados son mayores que en los períodos valle, cuando las centrales de menor ahorro de combustible no están funcionando. Los costos de capacidad evitados dependen de la confiabilidad de la nueva planta, una central nueva que puede funcionar de manera confiable durante la fase de demanda máxima genera más costos de capacidad evitados que una central menos confiable.

 

- Bajo este criterio, ¿Cuál es la fuente de generación de energía más conveniente desde el punto de vista económico y ambiental?

- A los precios actuales de importación de combustible fósil a Chile, las plantas de ciclo combinado de gas natural ofrecen los mayores beneficios económicos y ambientales, especialmente si se compara con las plantas solares y eólicas. Sin embargo,  los significativos aumentos de precio del GNL harían que las plantas eólicas y/o solares fueran más competitivas en relación con las plantas de ciclo combinado de gas natural. Las nuevas centrales hidroeléctricas y nucleares también podrían generar beneficios netos sustanciales, comparadas con las plantas eólicas y solares, pero en Chile existen objeciones ambientales a los proyectos hidroeléctricos de gran envergadura y preocupaciones relativas a la seguridad de las plantas nucleares, especialmente en un país propenso a los terremotos como éste.

 

- ¿Cómo cree que evolucionará el desarrollo de las energías renovables en el mundo? ¿Cree que actualmente la contribución de las energías intermitentes está sobrevalorada?

Existe una creencia generalizada, casi religiosa, de que la energía renovable es la respuesta al calentamiento global. Sin embargo, la energía renovable como la eólica o solar tienen gastos de inversión muy altos, bajas tasas de utilización (factores de capacidad) y una producción poco confiable, lo que las hace ser una manera extremadamente cara de reducir emisiones. El gas natural, la hidroelectricidad y la energía nuclear generan más beneficios totales, incluyendo los ambientales, que la energía eólica o solar.

 

- Existe una fuerte aprensión frente a la energía nuclear por el desastre que puede provocar un accidente, ¿cree que debiera aumentar su participación en la matriz energética de ciertos países?

- Si los riesgos se pueden mitigar adecuadamente, la energía nuclear ofrece ventajas considerables en términos de beneficios tanto económicos como ambientales.

 

SocRet Charles Frank-PVH-8- En Chile se ha establecido una diferencia entre lo que se conoce como energías renovables y las energías renovables no convencionales. Esta última definición incorpora las fuentes de generación renovable conocidas (solar, eólica, geotermia, biomasa y mareomotriz), pero sólo considera la generación hidráulica de menos de 20MW. ¿Cree razonable hacer esta distinción?

- Hay poco fundamento económico o ambiental para excluir arbitrariamente las centrales hidroeléctricas de más de 20MW de la definición de energía renovable. Sin embargo, las objeciones políticas de los ambientalistas a menudo dificultan incluir proyectos hidroeléctricos de gran envergadura en la definición de energía renovable para fines de subsidios gubernamentales y metas de energía renovable.

 

- ¿Es deseable abordar el tema medioambiental a través de impuestos a las emisiones de carbono? ¿Cómo podría afectar eso la competitividad de la industria productiva?

- Los impuestos a las emisiones de carbono o sistemas de fijación de límites máximos e intercambio de los derechos de emisión (cap-and-trade system) son la manera más eficiente de reducir las emisiones de CO2, pero aumentarán el costo de la energía tanto para los clientes industriales como minoristas. Muchos países no están dispuestos a asumir estos costos, ya que los beneficios les llegan a todos globalmente, no sólo a los propios ciudadanos. Los países menos desarrollados también son reacios a controlar las emisiones y creen que sólo los países altamente desarrollados, que para empezar son la principal causa del problema, debieran reducir las emisiones. El reciente acuerdo de emisiones entre Estados Unidos y China entrega una esperanza de que países menos desarrollados puedan estar dispuestos a adoptar restricciones a las emisiones, pero estas restricciones seguramente serán más modestas que las adoptadas por los países menos desarrollados.

 

- ¿Cree que Chile debiera fomentar el uso de generación eléctrica - teniendo en cuenta los abundantes recursos del sur del país- o prescindir de ella?

- Preservar el ambiente natural local es claramente algo valioso. Sin embargo, el hecho de no desarrollar el proyecto HidroAysén, o proyectos similares, tendrá graves costos económicos y ambientales. Hará que los precios de la electricidad sean más altos en el largo plazo, lo que perjudicará principalmente a los segmentos más pobres de la población y limitará la capacidad de Chile de reducir las emisiones de gas invernadero. Tiene sentido para Chile el desarrollar una cartera diversificada de fuentes energéticas libres de o bajas en carbono, incluyendo la energía hidroeléctrica, así como el GNL, la eólica y la solar. La sobredependencia del GNL es arriesgada, debido a potenciales aumentos de precio del GNL y la sobredependencia de la energía eólica y solar aumentaría considerablemente el costo de la energía.