Comité de expertos entregó informe sobre el Sistema Nacional de Evaluación de Aprendizajes

 

educacion3El Ministerio de Educación encargó hace unos meses el estudio y posterior elaboración de un informe a un comité de expertos que analizaría el Sistema Nacional de Evaluación de Aprendizajes.

Ellos ya entregaron su informe, y a grandes rasgos, en éste concluyeron que es valioso contar con un sistema de medición nacional de aprendizaje, ya que aporta información valiosa a las escuelas y autoridades, y permite evaluar las políticas públicas en educación.

"En espera de conocer el informe en detalle, nos parece positivo que el comité reconozca la importancia de contar con mediciones como el SIMCE, que permitan hacer diagnósticos e identificar dónde se necesita más apoyo", señala María Paz Arzola, investigadora del Programa Social de LyD.

Recordemos que la OCDE, en su reciente informe sobre políticas educativas[1], recomienda la evaluación y orientación hacia el cumplimiento de logros para mejorar la calidad de la educación. Esto, de la mano con una mayor descentralización, autonomía escolar y mejora en la producción y entrega de información. La evaluación debe cumplir dos funciones: servir como una forma de rendición de cuentas, pero también como un diagnóstico que ayude a trazar los lineamientos hacia el futuro.

El ministerio se comprometió además a que la entrega de los resultados de las pruebas, por parte de esa cartera y de la Agencia de Calidad de la Educación, sea más completa e integral. En concreto, no sólo reportarán los puntajes netos que obtengan los colegios, sino que también compararán la información de establecimientos de similares características; informarán los niveles de logros e interpretarán los resultados desde una perspectiva pedagógica

mparzolaNo obstante, el comité advirtió que la cantidad de pruebas realizadas en Chile incrementan la presión hacia los estudiantes; y pueden llevar a interpretaciones equivocadas de los datos al hacer comparaciones injustas o rankings, y responsabilizar exclusivamente a las escuelas de los resultados. En esta misma línea, recordemos que una indicación del Senador Montes durante la tramitación de la ley de presupuestos 2015, estableció que los puntajes no podrían ser publicados a nivel de establecimiento, justamente con el fin de evitar comparaciones.

Ante esta aparente contradicción, esperamos que el rechazo a la elaboración de rankings no afecte la transparencia de la información. "La misma OCDE plantea que las evaluaciones de las escuelas deben ponerse a disposición del público, para informar sobre el progreso de las escuelas, el logro de los alumnos, para comparar entre escuelas y para medir cuán efectivas resultan ser las políticas implementadas", explica la investigadora.  Y agrega, "creemos que se debe facilitar el acceso a la mayor información posible, para que sean las familias las que decidan qué elementos tomarán más en cuenta, y que se deben además establecer guías y metas que clarifiquen cuáles son los propósitos de la evaluación".

A partir del segundo semestre de 2015, el MINEDUC realizará una evaluación con el fin de reducir significativamente el número de pruebas durante los próximos cuatro años.


 

[1] OECD (2015). “Education Policy Outlook 2015: Making Reforms Happen”. OECD Publishing, Paris. DOI: http://dx.doi.org/10.1787/9789264225442-en.