CECILIA CIFUENTES: «SI LA REFORMA LABORAL SE IMPLEMENTA AHORA O DESPUÉS LOS EFECTOS NEGATIVOS VAN A ESTAR IGUAL»

- ¿Comparte el diagnóstico de que la cancha está desnivelada en el plano laboral?
- Me parece que esta reforma laboral está partiendo de un diagnóstico bastante equivocado. A través de cálculos indirectos e información vía transparencia, obtengo que alrededor de un 3% de los trabajadores del sector privado están representados por la CUT. En ese sentido, lo que esa organización sindical pide no coincide con la reales necesidades del mercado laboral chileno, porque además se parte de que en Chile existe una cancha dispareja entre empleadores y trabajadores y que hay una gran conflictividad laboral. Lo que muestran las empresas y las estadísticas de la Dirección del Trabajo es algo distinto. En realidad, la conflictividad laboral en Chile es bastante baja. Las encuestas tampoco muestran que lo que está demandando la CUT sea una demanda generalizada de los trabajadores en Chile. Creo que el mercado laboral tiene fuertes carencias, que no tienen nada que ver con las reformas que el gobierno está planteando. Estas reformas de todas maneras terminan siendo negativas para los propios trabajadores.

- ¿Ve impactos por la titularidad sindical y el fin del reemplazo en huelga con servicios mínimos?
- A pesar de que la titularidad sindical no se plantea como sindicalización obligatoria, en la práctica -y si uno le agrega otros componentes- termina siendo una sindicalización bastante forzada, porque se le entrega al sindicato el monopolio de la negociación colectiva, existiendo sindicatos y además se incorpora la idea de que los beneficios que negocia el sindicato sólo los recibe el empleado sindicalizado y no el resto, lo que además atenta contra la libertad de contratación, eso también es parecido a la sindicalización obligatoria.
El fin del reemplazo en huelga lo veo complejo, porque tenemos una legislación laboral donde muchas veces no se respeta la norma, pues estamos llenos de paros ilegales. Entonces, quién puede asegurar que los turnos éticos se van a respetar, ya es difícil asegurar el cumplimiento de la norma en la situación actual. También esta nueva figura podría atentar contra el proyecto de ley de polifuncionalidad.

- ¿Ve espacio para gradualidad?
- Es bien difícil implementar gradualidad en la reforma laboral. Esto de que los impuestos van subiendo un punto por año, no me lo imagino respecto a cosas como la titularidad sindical o el fin del reemplazo en la huelga, es bastante curioso. Esto se tiene que implementar nomás, o mejor que digan que la van a postergar. Yo soy de la opinión que esta es una mala reforma, si se implementa ahora o después los efectos negativos van a estar igual.

Fuente: Diario Financiero.