DESEMPLEO: MEJOR DE LO ESPERABLE POR LO LENTO DE LA ACTIVIDAD

El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) dio a conocer la cifra de desempleo correspondiente al trimestre móvil julio-septiembre 2014, la cual volvió a retroceder levemente a un 6,4%.

Francisco Klapp, investigador del Programa Económico de LyD, recalca que la tasa de desempleo se muestra aún relativamente razonable, e incluso mejora nuevamente con respecto al dato conocido el mes pasado. "Este hecho resulta sorprendente, considerando los malos indicadores de actividad de los últimos meses –peor trimestre desde 2009-, de esta forma es demasiado temprano para adelantar conclusiones respecto a una posible recuperación más sostenida. Más aún, la desaceleración generalizada que continúa, debería seguir afectando el mercado laboral de manera relevante -después de todo la tasa de desempleo ha aumentado 0,6 puntos en 12 meses- lo que también se evidencia en indicadores complementarios como la composición del aumento en la ocupación (nuevamente cargado hacia el trabajo por cuenta propia), un nuevo aumento de dos dígitos en los cesantes y el pobre crecimiento real de las remuneraciones", advierte el economista.

En doce meses aumenta 0,6 puntos la tasa de desocupación, lo que a nivel de hombres correspondió con un incremento de 0,9 puntos en su tasa de desocupación, pasando de un sobresaliente 5,2% a un razonable 6,1%, mientras que las mujeres alcanzan un aún preocupante 6,9%, esto equivale a un aumento de 12,3% en el número de desempleados.

En cuanto a creación de empleos, la tendencia de los últimos meses había sido clara hasta septiembre donde en parte se revierte al igual que en octubre. Así, el número de empleos creados en 12 meses había sido cada vez más bajo, con algo más de 80 mil en el registro de julio y apenas sí sobre los 50 mil en agosto, pero con más de 90 mil en septiembre y ahora más de 100 mil en la última medición, eso sí, aún lejos de los más de 200 mil que otrora se crearan anualmente durante la última fase expansiva. "La composición de estos nuevos ocupados durante los últimos meses ha sido claramente cargada hacia los empleos por cuenta propia, los cuales de alguna forma han sostenido el poco dinamismo de la ocupación", comenta Klapp. En la medición de hoy la expansión de este tipo de empleo resulta relativamente mediocre, con un 1,8%, mientras los asalariados muestran un muy bajo crecimiento de apenas 0,7%, tras un leve repunte en septiembre.

Vale la pena volver a recalcar, que un empleo por cuenta propia no es necesariamente de peor calidad, pues emprendimientos  y profesionales independientes pertenecen a esta categoría, siempre y cuando aún no contraten empleados, pues de lo contrario son considerados empleadores, los cuales crecen un 1,7%.

El número de ocupados que trabajan 45 o más horas retrocede en desmedro de mayor número de empleos part time, los cuales si bien no necesariamente son indeseables, también pueden constituir una señal de mayor preocupación. De hecho, más del 80% del la totalidad de los nuevos empleos se debe a empleos con menos de 44 horas semanales.

En doce meses, el resultado estuvo influido por un crecimiento de la ocupación, de  un 1,3%, por debajo del saludable crecimiento de la fuerza de trabajo de 2,0%,  lo que, al igual que el mes pasado, se ubica bastante por encima de los últimos meses, y  que  explica la caída de 0,6 puntos porcentuales en la tasa de desempleo versus igual trimestre del 2013.

Respecto del trimestre móvil anterior, la Fuerza de Trabajo aumenta un 0,3%, mientras que la Ocupación lo hace en un 0,6%, lo que cada vez más incluye  estacionalidad por la entrada de octubre en el trimestre móvil. .

"En términos de calidad de empleo, los resultados son menos sorprendentes y más mixtos, reafirmando que la situación laboral estará lejos de efectivamente repuntar", señala Klapp. En doce meses la creación de empleos asalariados alcanzó apenas los 38.740 puestos. En cuanto a los indicadores de empleo asalariado, 87,6% declaró contar con contrato escrito, lo que representa una caída desde el 87,9% de igual trimestre de 2013, mientras que los asalariados con contrato indefinido sí mejoran  pasando de un 71,6% a un 72,4% con respecto al mismo mes del año anterior.