EDUCACIÓN INICIAL: ¿HACIA DÓNDE DEBE APUNTAR LA POLÍTICA PÚBLICA?

La cobertura en educación parvularia (que atiende niños entre 0 y 6 años) ha ido aumentando sostenidamente en los últimos años. Actualmente es cercana al 44% habiéndose triplicado entre 1990 y el 2011, de acuerdo a la Encuesta Casen[i] .

Sin embargo, es muy diferente según las edades con muy baja cobertura en los niños menores de uno y dos años (4% y 16% respectivamente) lo que va creciendo a mayor edad. Así, los niños de 4 y 5 años, alcanzan un porcentaje de 75% y 94% respectivamente (ver Cuadro No. 1).

Actualmente la provisión de educación parvularia, se realiza por  JUNJI y Fundación INTEGRA, que reciben recursos a través del presupuesto de la nación y que desarrollan programas de educación inicial destinados a niños de sectores vulnerables de entre 0 y 4 años; colegios particulares subvencionados y municipales, que reciben subvención educacional para niños de 5 y 6 años (pre-kínder y kínder); fundaciones privadas sin fines de lucro, municipalidades y jardines infantiles privados.

Los programas desarrollados cumplen distintos objetivos: algunos sirven como guarderías de apoyo a las madres que trabajan y otros son integrales (cuidado, estimulación y alimentación). Por su parte, en  el caso del pre-kinder y kínder de los colegios municipales y privados subvencionados, éstos tienen un objetivo netamente educacional.

El año 2012 existía una cobertura de 715.578 niños entre 0 y 6 años en distintos tipos de programas. JUNJI y Fundación INTEGRA (educación inicial) cubrían el 34,4% del total. Por su parte, las escuelas municipales y particulares subvencionadas donde asisten niños de 5 y 6 años cubrían el 44% de la matrícula, los jardines privados el 5% y escuelas para niños con necesidades especiales un 16,6%. (Cuadro No.2)

El aumento de cobertura que se ha ido registrando a través del tiempo, obedece a políticas públicas que le han ido dando más relevancia a este nivel de educación.

PROPUESTA DE NUEVA INSTITUCIONALIDAD: LA SUBSECRETARÍA DE EDUCACIÓN PARVULARIA

Mientras la educación preescolar se ha masificado en los últimos años,  la institucionalidad no ha cambiado, caracterizándose por ser dispersa, sin uniformidad de criterios usados por las distintas instituciones ni de la calidad del servicio entregado. Respecto de  la autorización, certificación y fiscalización de jardines infantiles existen diversas instituciones involucradas: autorización municipal para funcionar, reconocimiento oficial del MINEDUC (que no es obligatoria), certificación de JUNJI que entrega un empadronamiento, que además tiene facultades para supervigilar la organización y funcionamiento de todos los jardines infantiles del país, pero sin facultades sancionatorias. El MINEDUC, por su parte, ha centrado su rol en las políticas aplicables al primer y segundo nivel de transición en las escuelas que reciben subvención.

SIGA LEYENDO EL TEMA PÚBLICO COMPLETO EN SU TERCERA PÁGINA

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

[i] Mineduc, Estado del Arte de la Educación Parvularia, enero 2014,  sobre CASEN 2011