PERÚ: LA SITUACIÓN ECONÓMICA EN VÍSPERAS DE LAS ELECCIONES

Lea el Informe Completo

Perú se apronta a vivir un nuevo proceso de elecciones presidenciales. En este proceso, están posicionados como principales candidatos a la primera magistratura Ollanta Humala de Alianza Gana Perú, Alejandro Toledo de Alianza Perú Posible, Luis Castañeda Lossio de Alianza Solidaridad Nacional, Keiko Fujimori por Fuerza 2011, y Pedro Pablo Kuczynski de Alianza por el Gran Cambio.

El sistema de elección peruano es un sistema de mayoría absoluta, por lo que dada las recientes encuestas una segunda vuelta entre los dos candidatos más votados se vislumbra cada vez con más fuerza.

Tras varias semanas de aumento sostenido en las encuestas, Ollanta Humala pasó al primer lugar en la intención de voto  presidencial, seguido por Keiko Fujimori y Alejandro Toledo. Por otra parte, Pedro Pablo Kuczynski y Luis Castañeda se encuentran prácticamente empatados a una distancia poco significativa del resto de los candidatos, por lo que tampoco se puede descartar por completo su opción de ingresar a la segunda vuelta.  Las elecciones presidenciales en Perú son bastante fluidas y las posiciones de los candidatos pueden ser cambiantes, hasta las últimas semanas.

El avance de Humala parece ser el resultado de una campaña, que lo presenta como un candidato en busca del cambio social y un mayor control frente a la delincuencia y la corrupción, reformas políticas que han permanecido pendientes en Perú. Por otra parte, la campaña negativa desarrollada contra Alejandro Toledo ha generado una transferencia de votos hacia Pedro Pablo Kuczynski y Humala en la última semana.

A pesar del avance de la candidatura presidencial de Humala, la intención de voto para su agrupación, Gana Perú,  sigue siendo reducida, lo que podría ser un atisbo de las pocas posibilidades que tiene Humala de superar el 50% necesario en segunda vuelta.

El debate de los candidatos a la presidencia el domingo 3 de abril fue relevante para la mejora en las posiciones políticas relativas, que representan cada candidato. Lamentablemente, será difícil encontrar propuestas innovadoras a los desafíos pendientes en Perú, en especial aquellas que busquen mejorar el marco institucional peruano de forma sustancial, como sería terminar con la alta ineficiencia gubernamental, la corrupción, la flexibilidad laboral y las mejoras en infraestructura, factores que impiden un mejor desarrollo económico y social.