13 de enero de 2017

¿Transporte público gratuito? No es más que populismo y demagogia

Recientemente, la Cámara de Diputados aprobó una resolución para solicitar a la Presidenta de la República “instruir a los Ministerios de Hacienda y Transportes y Telecomunicaciones para adoptar las medidas administrativas que correspondan y elaborar un proyecto de ley con el objeto de establecer “tarifa cero” para el sistema de transporte público.

“Si bien se han intentado disfrazar argumentos de apariencia técnica para justificar una medida tan extrema como esta, lo cierto es que no es más que populismo y demagogia”, señala Rodrigo Troncoso, Director del Centro de Datos de LyD. Algunos de los principales problemas de Transantiago serían sus altos y crecientes costos, su alta evasión y su alto costo fiscal. Una medida como esta sólo empeoraría esta situación. Además, se debe considerar los comprobados efectos negativos de regalar las cosas y los efectos a mediano plazo que harían imposible la sustentabilidad de una medida como esta.

Adoptar esta medida tendría efectos significativos e impredecibles en los patrones de conducta de los usuarios, lo que se traduciría en varias estaciones de Metro y líneas de Buses colapsadas. “Junto con el deterioro de la calidad del servicio, se vería amenazada la sustentabilidad financiera, que quedaría dependiente de la situación fiscal del momento, muy estresada en un país donde no sobran los recursos públicos“, asegura Troncoso.

Además, una medida como está va a ser demandada, políticamente, a nivel nacional, y no sólo en Santiago. “Así que los problemas de Transantiago serían extendidos a todo el país, haciendo el problema inmanejable”, dice el experto.