30 de enero de 2017

Simulación para próximas elecciones parlamentarias: Número de listas puede determinar cambio de mayorías en próxima Cámara

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Con el fin de conocer las proyecciones de los resultados municipales para el ámbito parlamentario, LyD elaboró simulaciones con los resultados de las elecciones de concejales 2016, al ser ésta la elección que mejor captura los
niveles de identificación partidaria y coalicional, opera con el mismo sistema electoral de cifra repartidora D´Hont –a diferencia de la elección de alcaldes que emplea un sistema uninominal de elección- y en ella todos los partidos y tendencias presentan candidatos en prácticamente toda la distribución territorial.

Este análisis puede ser una herramienta útil para identificar los pisos mínimos de apoyo con los que cuenta cada sector político. Más aún cuando entra en vigencia un nuevo sistema electoral de carácter proporcional y en el cual se pasarán a elegir 155 diputados (35 escaños adicionales) y 50 senadores (12 senadores más).

Las simulaciones son un ejercicio mecánico para obtener una imagen de lo que puede ocurrir en las elecciones sucesivas. Se debe mencionar que este análisis sólo considera el efecto mecánico de la aplicación de la fórmula electoral (en este caso D’Hont), por lo que no incorpora componentes de coyuntura política y social, de la misma forma no considera los perfiles y las características particulares de los candidatos, es decir, se trata de un ejercicio aritmérico que debe ser interpretado con las limitantes correspondientes.

De esta forma se elaboraron 5 simulaciones para el caso de los diputados y 4 para la elección de senadores que muestran distintos escenarios de conformaciones coalicionales (en una lista o en diferentes listas dentro de casa bloque). En cada escenario de simulación se modifican la estructura de los pactos políticos con el fin de observar cómo las decisiones estratégicas pueden incidir en la ingeniería electoral y sus resultados.

SIMULACIONES DIPUTADOS ELECCIÓN 2017 CON ELECCIÓN CONCEJALES 2016

SIMULACIÓN 1: Contempla pactos definidos bajo el supuesto de que todos los conglomerados compiten en una lista. Se trata del supuesto de trabajo más realista desde un punto de vista político, y en el cual dada la operatividad de la cifra repartidora los bloques maximizan su performance ceteris paribus.

En este caso la Nueva Mayoría sería el mayor beneficiado, alcanzando 87 escaños, lo que representa un 56,1% de los escaños. El PPD, la DC y el PS serían las agrupaciones que obtienen más representantes.

Chile Vamos obtendría 67 escaños, lo que representaría un 43,2% de los escaños. El PRI obtendría 1 escaño, la UDI 32 y RN 34. El pacto Cambiemos la Historia (Revolución Democrática) obtendría 1 escaño.

SIMULACIÓN 2: Para esta simulación, se optó por analizar qué sucedía si Chile Vamos iba en una sola lista, es decir se agregaron los resultados de las listas H (RN + Independientes), J (PRI + Evopoli + Independientes) y lista l (Amplitud) de las elecciones municipales 2016, pero con la Nueva Mayoría dividida en las tres listas que empleó para las pasadas elecciones municipales: la lista B (PDC, PS e Independientes), lista G (Sub pacto IC, MAS REGION, PRSD e Independientes) y lista S (PC, PPD e Independientes).

Esta simulación muestra que Chile Vamos obtendría 82 escaños lo que representa un 52,9% de las sillas del parlamento (RN se adjudicaría 44 escaños mientras que la UDI alcanzaría los 38). Es decir, dados los efectos de la cifra repartidora, al ir Chile Vamos unida en una única lista, maximiza su rendimiento electoral cuando enfrenta a la Nueva Mayoría dividida. En este sentido, la Nueva Mayoría, al sumar todas sus listas alcanzaría 71 escaños (Lista B 42, Lista G 8 y Lista S 21). En este ejercicio, el efecto dispersión de listas significaría 16 diputados menos para la Nueva Mayoría.

SIMULACIÓN 3: Se analizó el escenario donde Chile Vamos iba dividido en tres listas tal y como en la elección municipal, la primera compuesta por UDI e Independientes, la segunda por RN e independientes y la tercera por PRI, Evopoli e Independientes. Por su parte, la Nueva mayoría fue agregada en una sola lista.

Así, la Nueva Mayoría alcanzaría 98 escaños lo que significa el 63,22% de éstos. Por su parte, las listas de Chile Vamos alcanzarían los 54 escaños, lo que representaría un 34,83% de las sillas (Evopoli-PRI alcanzaría 1 escaño, RN tendría 27 y la UDI llegaría a 26. Bajo esta lógica, Chile Vamos no maximiza su rendimiento electoral compitiendo en tres listas, frente a una Nueva Mayoría unida.

SIMULACIÓN 4: En esta simulación Chile Vamos compite en una sola lista, mientras que la Nueva Mayoría iría dividida en dos listas. Por un lado, Nueva Mayoría con lista B (DC, PS e independientes) y por el otro lado Nueva Mayoría con lista G y S (Sub pacto IC, MAS REGION, PRSD, PC, PPD e independientes). El ejercicio se articula sobre el supuesto de trabajo político de entender a la Nueva Mayoría en sus dos “almas” programáticas: su eje histórico (PDC-PS) y su eje progresista (PPD, PC, PRSD, MAS, etc.)

Bajo esta opción, Chile Vamos alcanzaría 75 escaños, lo que equivale a un 48,38%, así RN alcanza los 40 escaños, el PRI 1 y la UDI 34. Por su lado, la nueva Mayoría alcanzaría los 77 escaños, lo que representa un 49,67% del Parlamento, nuevamente un rendimiento sub-óptimo respecto del ideal de competir en una lista única.

SIMULACIÓN 5: En este escenario la Nueva Mayoría compite sin el PC dentro de sus filas y Chile Vamos va en un solo pacto.

De esta forma, Chile Vamos alcanzaría 74 escaños, lo que representa un 47,74% del Parlamento (RN tendría 39 diputados, el PRI 1 y la UDI contaría con 34 honorables). Por su parte, la Nueva Mayoría, al ir sin el PC, alcanzaría 79 escaños, lo que equivale al 50,96% de la Cámara. Bajo este formato la DC y PS contarán con la mayor cantidad de parlamentarios obteniendo 30 y 23 escaños respectivamente. Tanto el PC como el pacto Cambiemos la Historia alcanzarían 1 cupo.

Es decir, el perjuicio electoral de la Nueva Mayoría de excluir al PC es menor. Los grandes afectados serían los propios comunistas que verían un descenso de su representación parlamentaria desde 5 a 1 diputados.

SIMULACIONES SENADORES ELECCIÓN 2017 CON ELECCIÓN CONCEJALES 2016

SIMULACIÓN 1: Chile Vamos y Nueva Mayoría compiten en una lista.
Si los partidos van agrupados en dos grandes coaliciones, se llega a que Chile Vamos alcance 10 escaños (es decir un 34,8% del Senado incluyendo aquellos que permanecen hasta 2022), mientras que la Nueva Mayoría alcanzaría 13 (lo que representaría un 55,81% del Senado, incluyendo aquellos que permanecen hasta 2022).

SIMULACIÓN 2: En este ejercicio se conformó un gran pacto de Chile Vamos con la Nueva Mayoría en tres listas, como lo hizo para las elecciones de concejales, listas B (PDC, PS e Independientes), G (Sub pacto IC, MAS REGION, PRSD e Independientes) y S (PC, PPD e Independientes).

En la simulación anterior se muestra que al ir Chile Vamos como una gran coalición y la Nueva Mayoría dividida, la primera alcanzaría más escaños que la segunda. Es decir, Chile Vamos podría alcanzar un 41,86% del Senado (los partidos con mayores senadores electos son RN y UDI), mientras que la nueva Mayoría agregada alcanzaría 48,83% de la Cámara Alta. En ambas se calculó en base a todos los senadores que ejercerán hasta el 2022.

SIMULACIÓN 3: Se agrupó a la Nueva Mayoría en un gran pacto, mientras que Chile Vamos fue dividida en 3 listas: UDI e Independientes, RN e Independientes y PRI, Evopoli e Independientes, de la misma forma en que se dividió para las elecciones de Concejales 2016.

Con esta fórmula el gran perdedor es Chile Vamos, obteniendo solo 6 escaños en esta elección, lo que llevaría a que tuvieran un 25,58% de la Cámara Alta. En tanto, la Nueva Mayoría obtendría 17 nuevos escaños y, en conjunto con los que mantiene, alcanzaría un 65,11%. Una novedad de esta simulación es que el Partido Comunista podría ingresar al Senado.

SIMULACIÓN 4: Se mantuvo a Chile Vamos en una sola lista mientras que a la Nueva Mayoría se le dividió en dos, por un lado Nueva Mayoría 1 (DC, PS e independientes) y por el otro Nueva Mayoría 2 (IC, MAS REGION, PRSD, PC, PPD e Independientes).
En esta simulación se dividen de forma bastante pareja los escaños, ya que Chile Vamos supera a la Nueva Mayoría pero solo por 1 sillón. Frente a este escenario, el Senado se compondría de la siguiente manera: Chile Vamos tendría un 39,53% de los escaños y la Nueva Mayoría alcanzaría 51,16% de éstos.