9 de enero de 2018

El Nuevo Servicio de Empresas Públicas: Una instancia necesaria para revisar el Rol de las Empresas Públicas

Hace unos meses, el Ejecutivo ingresó un mensaje que crea el Servicio de Empresas Públicas y perfecciona los gobiernos corporativos de las empresas del Estado y de aquellas en que éste tenga participación. “El proyecto de ley no ha presentado movimiento alguno, pese a la relevancia del rol que se le ha dado a las empresas públicas últimamente. Se espera que no corra la misma suerte que las iniciativas que lo antecedieron”, señala Cristina Torres, investigadora del Programa Legislativo de Libertad y Desarrollo.

Actualmente, el Sistema de Empresas Públicas (SEP) es un comité creado por la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO), quien de acuerdo a sus atribuciones legales, está facultada para designar comisiones de carácter permanente o delegar en comités materias o proyectos que el mismo deba conocer, con el objeto de realizar los fines de la corporación.

Este comité SEP fue creado en 1997, bajo el nombre de Comité Sistema Administrador de Empresas (SAE), hoy Comité Sistema de Empresas (SEP). El actual comité fue creado el año 2001, en reemplazo del SAE, como parte de la agenda de modernización del Estado de la época, la que tuvo como desafío, perfeccionar los sistemas de administración de las empresas del Estado y de aquellas en que éste tenga participación mayoritaria.

El SEP tiene la misión de ejercer el rol empresarial del Estado en aquellas empresas bajo su tuición y velar por la gestión eficiente y transparente de aquellas que administra”, explica Torres. A su vez, tiene como misión representar los intereses del Estado de Chile, en su calidad de dueño, en las empresas en que éste es directa o indirectamente socio, accionista o propietario, designando a los miembros de los directorios y evaluando la gestión estratégica de dichas empresas.

Cabe recordar que son tres las iniciativas que en un poco más de una década se han conocido y que han buscado incidir en materia de mejoras en gobiernos corporativos y especialmente sobre el SEP. A saber, la primera data del año 2005, donde se propuso a través del Boletín Nº 3.949-05[1] la creación de un Consejo Superior de Empresas Públicas, la segunda, el Boletín N° 5.840-05[2], en el primer gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, y la tercera de agosto de 2013, presentada por el Presidente Sebastián Piñera, que por medio del Boletín N° 9.083-05[3], buscaba perfeccionar los regímenes de gobierno corporativo de las empresas del Estado. Sin embargo, ninguna de estas iniciativas logró siquiera sortear el primer trámite legislativo.

Este proyecto de ley es el cuarto intento por relevar la importancia de este tema, explica la abogada de LyD. “Durante los últimos cuatro años de Gobierno se han tramitado varias iniciativas legales que versan sobre cambios a las Empresas Públicas, abriendo el debate en torno al rol que éstas desempeñan”. Esta discusión quedó de manifiesto en el trámite legislativo de las recientes leyes de ampliación de giro de Metro S.A. para operar buses de superficie; en la de ENAP, para entrar en el mercado de la generación de energía eléctrica; en la modernización del gobierno corporativo de esta última; y las que actualmente se están dando a raíz del debate sobre la modificación y capitalización a TVN, la creación del Fondo de Infraestructura y recientemente con la reactivación de la empresa pública SACOR SpA, a través de la Ley de Presupuestos del Sector Público para el 2018.

Diversos análisis internacionales de la OCDE, CAF y el Banco Mundial han destacado la labor del Comité SEP, dejando de manifiesto la necesidad de revisar su condición jurídica. Sin embargo, pese a los esfuerzos y recomendaciones que mandatan a utilizar la estructura regulatoria, expandiendo el número de Empresas Estatales sujetas al sistema, no se ha logrado impulsar la relevancia de esta materia.  El único resultado concreto a la fecha ha sido la incorporación de un artículo transitorio en la Ley N° 20.955, que perfecciona al Sistema de Alta Dirección Pública y Fortalece la Dirección Nacional del Servicio Civil, donde el Ejecutivo se comprometió a enviar al Congreso un proyecto de ley para fortalecer el sistema de Empresas Públicas. Es en virtud de este compromiso que el Ejecutivo tiene por objeto crear este servicio, como un servicio público descentralizado, de carácter técnico, con personalidad jurídica y patrimonio propio, que se relacionará con el Presidente de la República a través del Ministerio de Hacienda, y que estará afecto al Sistema de Alta Dirección Pública.

Considerando lo anterior, “no es antojadizo señalar que hoy nos encontramos en un escenario donde el Estado empresario se torna más relevante. Surgen válidas aprehensiones en torno a resguardar el actuar del Estado como propietario de empresas públicas, de modo tal de evitar que se generen distorsiones. Mientras hace algunos años la discusión se centró en el espacio de los particulares para avanzar en capacidad y logros, al asumir funciones que fueron estatales, hoy han resurgido argumentos para mantener, ampliar o entregar al Estado funciones que el sector privado está en perfectas condiciones de desempeñar, abriendo sendos debates en torno a la subsidiariedad del Estado”, analiza Cristina Torres.

Un buen gobierno corporativo puede materializar su independencia, de modo tal que el Gobierno de turno no se implique en su gestión. Esto, con el fin de contribuir al cumplimiento de los dos desafíos que le son esenciales, resguardar la función pública y asegurar la gestión eficiente de la empresa.

Contenido del Proyecto de Ley

  • El proyecto crea el Servicio de Empresas Públicas. Un servicio descentralizado, técnico, con personalidad jurídica y patrimonio propio, que se relaciona con el Presidente de la República a través del Ministerio de Hacienda. Mediante el establecimiento de estándares, dicho servicio debe velar por una gestión eficiente, eficaz y transparente de las empresas del Estado y de aquellas que tenga participación mayoritaria a través del Fisco o de la CORFO.

 

  • Sin embargo, quedan excluidas de la presente ley las empresas Astilleros y Maestranzas de la Armada (ASMAR), Banco del Estado de Chile, Corporación Nacional del Cobre de Chile (CODELCO), Empresa Nacional de Aeronáutica (ENAER), Empresa Nacional de Minería (ENAMI), Empresa Nacional del Petróleo (ENAP), Fábricas y Maestranzas del Ejército  (FAMAE) y Televisión Nacional de Chile (TVN), así como sus filiales y coligadas.

 

  • El nuevo SEP estará adscrito al Sistema de Alta Dirección Pública, a cargo de un Director y de un Consejo, integrado por seis miembros además del Director. Estos consejeros serán designados por el Presidente de la República de acuerdo a ternas propuestas por el Consejo de Alta Dirección Pública.

 

  • El proyecto además dispone diversas disposiciones comunes a las empresas y sus directorios para su funcionamiento. A saber, normas comunes a los directorios en materias de nombramiento y profesionalización, sobre remoción, incompatibilidades, deber de abstención cuando se traten materias o resuelvan asuntos en que puedan tener interés. Además, estarán sujetos a los deberes de diligencia, información y reserva, y les serán aplicables la obligación de presentar las declaraciones de patrimonio e intereses. Finalmente, dispone que en todo lo no contemplado, las empresas deberán regirse por las obligaciones establecidas para las Sociedades Anónimas Abiertas, de acuerdo a la Ley Nº 18.046.

[1] Boletín Nº 3.949-05, que “Crea el Consejo Superior de Empresas Públicas, regula las Empresas de Auditoría Externa, modifica estatuto de los directores de las sociedades anónimas, las normas de administración de las mismas y los estatutos de las empresas públicas”, presentado en Agosto de 2005 por el Presidente Ricardo Lagos. Reseña Legislativa N° 741, Libertad y Desarrollo.

[2] Boletín N° 5.840-05, que “Introduce perfeccionamiento en los regímenes de gobierno corporativo de empresas del Estado y de aquellas en que éste tenga participación”, presentado en Abril de 2008 por Mensaje de la Presidenta Michelle Bachelet.

[3] Boletín N° 9.083-05, que ” Introduce perfeccionamientos en los regímenes de gobierno corporativo de las empresas del Estado y de aquellas en que éste tenga participación”, presentado en Septiembre de 2013, por el Presidente Sebastián Piñera. Reseña Legislativa N° 1111 y 1112, Libertad y Desarrollo.