1 de septiembre de 2017

Luis Larraín en Diario Financiero: “Esto consolida la candidatura de Piñera y sepulta la de Guillier”

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Como un cierre al gobierno de Michelle Bachelet califica el Director ejecutivo de Libertad y Desarrollo, Luis Larraín, el cambio de gabinete que realizó la Presidenta y que implicó la salida del equipo económico. Ante esto último, para el economista queda claro que a la administración Bachelet no le importa la expansión del PIB. “Es el timbre final a su gobierno, uno en el cual el crecimiento económico no importa, eso es lo más significativo”, precisa y agrega que Valdés se va frustrado por no haber podido lograr sus metas de disciplina fiscal y más actividad.

– ¿Como ve la salida de Rodrigo Valdés, un poco dolido pese a que antes tuvieron buenos momentos con la presidenta?

– El fue extraordinariamente leal con la presidenta Bachelet. Fue muy funcional a ella. Ni siquiera hizo la reforma de pensiones que él quería hacer, sino la que ella quería que hiciera. No digo que sea bueno, a mi no me gusta, pero por lo menos es un proyecto que se podía poner en práctica y que respondía a lo que Bachelet le pidió.

Pese a este esfuerzo que él hace, en Dominga, una definición tan relacionada al tema del crecimiento y que había pasado todas las evaluaciones ambientales y ella inclina la balanza y después respalda al ministro de Medio Ambiente. Ya no había nada más que hacer. Dentro de todo, no es una tan mala salida para Valdés, porque lo que va a quedar de su gestión no son sus malas cifras, sino que sus desavenencias con Bachelet.

-¿Qué opina de los dichos de Bachelet de que opta por un desarrollo sustentable y no un crecimiento brutal?

– El crecimiento no es brutal. Lo brutal es que es del 1% al año, que es el ritmo que ella lleva, es brutalmente bajo. Ella tiene un problema de concepto grave. Lo mismo cuando dice que no mira los números, sino que mira lo que le pasa a las familias en su casa. Bueno lo que pasa a las familias en su casa es que miran los números, que no les alcanza a fin de mes porque no tienen pega o no suben los sueldos y después remata sacando el aguinaldo como un gran logro. Pareciera que su concepto económico es dar un aguinaldo para Fiestas Patrias. Aquí no hay ningún concepto de crecimiento ni brutal ni no brutal, no es una prioridad.

“Todo da lo mismo”

– ¿Cree que esto afectará en las urnas al oficialismo?

– Es evidente de que hay una fragmentación de las fuerzas de gobierno, donde hay simplemente un grupo que encabeza la propia presidenta Bachelet y que tiene una postura muy radical respecto de lo que hay que hacer en Chile. Refleja un quiebre y un cierto desconcierto.

– ¿Un desconcierto para la campaña presidencial? Porque en el gobierno hay quienes están convencidos que esta es la forma de gobernar.

– Un gobierno que en un periodo de cuatro años tiene tres ministros de Hacienda no puede decir que está sacando adelante su gobierno. Y respecto a las elecciones, creo que una fuerza política que está peleando una elección con alguna posibilidad de éxito, no hace este tipo de cosas. Aquí da la sensación de que ya da lo mismo todo , ese es el problema.

– ¿Esta crisis política beneficiará la candidatura de Sebastián Piñera? 

– Esto consolida la candidatura de Piñera y sepulta la de Guillier.

Pensiones: “Queda en entredicho”

-¿Cómo ve la llegada de Nicolás Eyzaguirre a Hacienda diciendo que su preocupación será el crecimiento?

– Eyzaguirre puede hacer bastante poco respecto al crecimiento en seis meses. Está el proyecto de Educación Superior, que es su creación, capaz que ahora tenga un desarrollo más fluido. Otro proyecto como pensiones creo que queda en entredicho, no veo que haya capacidad de delivery dentro del gobierno como para sacar un proyecto así. Es un proyecto de Valdés, que sus detalles a nivel político no los entiende nadie más en el gobierno y, por lo tanto, va a ser bastante difícil.

Apenas queda un tiempo de seis meses y hay que sacar la ley de Presupuesto. No tengo recuerdos que haya salido el ministro y el subsecretario de Hacienda al mismo tiempo. ¿Cómo se arma el ministerio de Hacienda para enfrentar la ley de Presupuesto que está ad portas? Veo que es bien poco lo que puede hacer, hay un problema de capacidad de gestión.

Las demás cosas legislativas las pondría en duda. Para qué decir sacar una nueva Constitución, estaría fuera de lugar seguir apretando la agenda legislativa con la poca capacidad de ejecución que le queda al gobierno.

– ¿Cree que no deberían enviarla en octubre como lo tenían pensado?

– Es totalmente insensato, ahora si mandan algo como un saludo a la bandera, ya es otra cosa, pero no tienen capacidad de tramitarla.

– ¿Cuál es la presión que tendría Eyzaguirre para sacar una buena ley de Presupuesto pensando que se lo va a dejar al próximo gobierno?

– Puede ser que no sea un objetivo político muy importante, pero un mínimo de responsabilidad. Él fue ministro de Hacienda y sabe que tiene que dejar una ley de presupuesto funcionando, lo que requiere muchas horas de trabajo.

Fuente: Diario Financiero.-