20 de Marzo de 2017

Cuentas Nacionales: Confirmando el mal momento

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

El Banco Central dio a conocer su más reciente estimación del PIB para 2016 además de reestimar los resultados correspondientes a 2014 y 2015[1]. En los tres años se observaron revisiones marginales en la tasa de variación del PIB, situándose ésta en 1,9%, 2,3% y 1,6%, respectivamente. Estos resultados no hacen más que confirmar la debilidad del crecimiento del producto en los últimos años. De hecho, el trienio 2014-2016 presenta la menor tasa de crecimiento en más de 30 años, de 1,9% promedio anual, solo superada -ampliamente- por la contracción del producto registrada tras la Crisis del 82’. Esto pese a que en estas últimas décadas Chile se vio enfrentado a eventos internacionales dramáticos como la Crisis Asiática y Subprime.

Para el año 2014, la tasa de crecimiento se mantuvo en 1,9%, como resultado de revisiones que se compensaron a nivel de los sectores, destacándose la corrección al alza de Comercio y Servicios de vivienda e inmobiliarios, mientras que a la baja predominó la revisión del sector Construcción. Para el año 2015, la tasa de crecimiento del PIB se revisó a la baja en 0,1 puntos, arrastrada por la revisión de Industria manufacturera, Servicios empresariales y Servicios personales. En contraste, destacó por su incidencia más positiva el sector Agropecuario. En cuanto a 2016, la tasa de crecimiento resultó 0,1 puntos mayor a lo anticipado por el IMACEC, con una demanda interna expandiéndose apenas un 1,1%, donde es el consumo (de hogares y de gobierno) el motor que permite parcialmente contrarrestar la caída de la inversión, especialmente clara tanto en maquinaria y equipos como en construcción en la segunda mitad del año.

“Lamentablemente los pronósticos para 2017 y 2018 no son demasiado alentadores, por lo que si bien aún estaríamos muy lejos de una recesión como la de comienzos de los 80s y de hecho se continúa creciendo -aunque lentamente- , la recuperación ha sido más esquiva que en otras oportunidades”, señala Francisco Klapp, investigador del Programa Económico de Libertad y Desarrollo.


[1] Esto por efecto de las revisiones habituales y de aquellas derivadas de la nueva compilación de referencia de las cuentas nacionales (CdeR2013), publicada en diciembre 2016.