7 de marzo de 2017

Columna de Francisco Orrego en El Mostrador Mercados: “Informe Fraser: malas noticias para la minería chilena”

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

En los próximos días se celebra en Toronto, Canadá, uno de los principales eventos de la minería mundial, la “Prospectors and Developers Association of Canada” o “PDAC” (por sus siglas en inglés), a la cual asisten empresas del rubro, inversionistas, proveedores, financistas y analistas especializados de todos el mundo, siendo un importante espacio de atracción de inversiones para la minería chilena.

Pero lamentablemente, en esta ocasión, nuestro país concurrirá y participará con un sabor amargo. Recientemente se dio a conocer el Informe del Fraser Institute (Canadá), que sirve como barómetro sobre las diversas jurisdicciones más atractivas para atraer inversionistas al sector minero, y los resultados de dicho informe no son buenos ni alentadores para nuestro país.

Chile cayó 28 lugares en un año, ocupando el lugar 39, siendo superado, por primera vez, por Perú (puesto 28). Aunque el informe Fraser venía anticipando una caída de nuestro país en este ranking mundial en los últimos años, el fuerte deterioro exhibido por Chile en esta última encuesta debe ser tomado por nuestras autoridades políticas y económicas como una señal de alerta, en especial considerando que el informe no solo contempla factores geológicos para determinar los resultados sino que también incluye variables de ambiente político y de regulación en torno al desarrollo de la actividad minera. En efecto, este resultado es claramente una señal de que la percepción de Chile por parte de los inversionistas ha desmejorado notoriamente.

Pero este resultado no debería sorprendernos. Ya a partir del informe del año 2014, los inversionistas empezaron a manifestar sus primeras preocupaciones en relación con la incertidumbre que generaba el nuevo gobierno. Los anuncios en aquel entonces sobre la reforma tributaria, la eliminación del DL 600 y la reforma constitucional fueron, entre otros, los aspectos más cuestionados por los inversionistas. Un verdadero presagio de lo que sucedería durante la actual administración. No cabe duda que el programa de gobierno, las reformas tributaria y laboral y el proceso constituyente son aspectos que han influido negativamente en la percepción que existe sobre el atractivo de nuestro país para atraer inversiones. Los inversionistas, en especial en el ámbito minero, valoran jurisdicciones con reglas claras y de largo plazo, donde impere la certeza jurídica y la estabilidad regulatoria, aspectos en los cuales nuestro país hoy es cuestionado.

En la versión 2017 del informe se destacan como motivos de especial preocupación la incertidumbre que generan las indefiniciones en el uso del territorio, la creciente judicialización de los proyectos y la insuficiente información geológica básica, aspectos todos sobre los que existe escaso avance y donde hay mucho espacio para mejorar. Mientras el actual gobierno ha puesto el foco principal de su política minera en el desarrollo de Codelco como empresa estatal, la incertidumbre regulatoria en el sector –y todo lo que ella implica– sigue siendo un tema pendiente de solución.

Esta será una tarea a la cual deberá abocarse el próximo gobierno si realmente quiere poner al crecimiento económico y la generación de empleo como uno de sus focos principales, a través del aporte que hace el sector minero al desarrollo y progreso de todos los chilenos.

 

Columna de Francisco Orrego B., Subdirector Área Política y Legislativa de Libertad y Desarrollo, publicada en El Mostrador Mercados.-