10 de Noviembre de 2016

¿Qué sucederá con el reajuste al sector público?

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

S moralesEl pasado martes 6 de Noviembre la sala de la Cámara de Diputados dio el golpe de gracia al proyecto de ley que otorgaba un reajuste de 3,2% de las remuneraciones, así como otros beneficios y aguinaldos a los trabajadores del sector público

Sergio Morales, abogado del Programa Legislativo de Libertad y Desarrollo, explica que este proyecto de ley se enmarcaba dentro de lo que es realmente un reajuste, toda vez que el guarismo ofrecido en la iniciativa legal decía relación con un incremento basado en el IPC, con el propósito de mantener el valor adquisitivo de los ingresos producto del trabajo, y sólo en un porcentaje marginal correspondía a un aumento real de las remuneraciones de estos trabajadores.

La ANEF y demás asociaciones de funcionarios públicos demandaban un incremento del 7% promedio esperando que, por medio de esta ley anual, se acrecienten las remuneraciones de estos trabajadores sólo en función de una decisión política y no por razones de desempeño o productividad.

El Congreso rechazó por medio de los votos de los mismos parlamentarios de gobierno el reajuste propuesto por el Ejecutivo, específicamente el 3,2%. Ante este escenario, la Presidenta de la República descartó la figura de la “insistencia” y optó por presentar un veto aditivo que reponía el guarismo rechazado e incorporaba algunos incrementos de ciertos beneficios.

Por desgracia para el Ejecutivo, el acuerdo político se fraguó en la Cámara de Diputados, quien en calidad de cámara revisora rechazó el veto, cerrando la posibilidad de insistir con este proyecto.

Ahora la pregunta es qué sucederá con el reajuste.

“Lo cierto es que dado que el aumento no fue aprobado, salvo que se presente un nuevo proyecto de ley, no incrementará las remuneraciones de ningún trabajador, manteniéndose tal y como fueron incrementadas en Diciembre pasado en un 4,1%. Con la promulgación de esta ley sin reajuste al menos se asegurará el pago de aguinaldos de navidad y otros beneficios allí contemplados”, explica el abogado.

Considerando que de acuerdo al informe financiero de la Dirección de Presupuesto del Ministerio de Hacienda, el gasto fiscal sólo por el reajuste del 3,2% corresponde a $501.018.000.000 y que, de acuerdo a un informe reciente de Clapes UC, las remuneraciones de plantas y contratas son un 43,8% más altos que en el sector privado, nos lleva a reflexionar acerca de la necesidad de un incremento mayor, más si consideramos la situación económica y fiscal de nuestro país en que se hace indispensable priorizar las necesidades en temas sensibles para la población como el incremento en el pilar solidario y la protección en materia de menores.