4 de diciembre de 2015

La clase media es el grupo que más ha incrementado su participación entre 1990 y 2013

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Esta semana fue dada a conocer la nueva definición de los grupos socio económico (GSE) de la Asociación de Investigadores de Mercado (AIM). Los 7 nuevos grupos socioeconómicos serían: el AB (clase alta); C1a (clase media acomodada); C1b (clase media emergente), C2 (clase media típica); C3 (clase media baja); D (vulnerables) y E (pobres). Y su distribución poblacional 3%, 4%, 9%, 18%, 29%, 24% y 13%, respectivamente, dando cuenta del importante crecimiento que ha presentado la población en clase media en nuestro país.

Este cambio está muy alineado con los resultados de un reciente documento del Banco Mundial[i], el cual concluyó en 2012 que el 60,7% de la población en Chile ha mejorado su situación entre 1995 y 2010, mientras que en ese mismo período tan sólo 42,9% de la población de la región había mejorado. Para ello, el Banco Mundial utiliza una definición absoluta de situación social: determina como pobre, cuando el ingreso diario por persona es menor a US$ 4; vulnerable entre US$ 4 y US$ 10 por día; como clase media un umbral de US$ 10 a US$ 50; y la población de ingresos altos cuando es mayor a US$ 50 por día.

Libertad y Desarrollo aplicó la definición utilizada por el Banco Mundial a las encuestas CASEN, concluyendo para el período 1990 – 2013 que en nuestro país existe una importante mejora en el bienestar de la población en el tiempo, registrándose una movilidad social mayoritariamente ascendente. Más específicamente, desde los ‘90 la tasa de pobreza (bajo la definición del Banco Mundial) en nuestro país habría disminuido de forma importante y sostenida, de 34,1% a 4,5% (de 4.415.949 a 781.090 personas). Asimismo, la proporción de hogares vulnerables también habría caído de manera considerable, de 39% a 29,1% (de 5.054.335 a 5.029.194 personas).

Por el contrario, la clase media y la población de altos ingresos habrían aumentado de manera importante su participación en la sociedad, de 24,2% a 57,8% (de 3.140.784 a 9.977.581 personas) y de 2,7% a 8,6% (de 346.435 a 1.485.252 personas), respectivamente. En suma, y alineado con la reciente noticia de cambios en los grupos socioeconómicos, la clase media es, sin duda, el grupo que más ha incrementado su participación entre 1990 y 2013, lo cual refleja un importante aumento en el bienestar de todos los chilenos.

 

 

CLASE MEDIA

 


 

[i] Ferreira, Messina, Rigolini, Lopéz – Calva, Lugo y Renos. “La movilidad económica y el crecimiento de la clase media en América Latina”. Banco Mundial. Washington D.C. 2012.