23 de enero de 2012

A MEDIDA QUE LOS SUBSIDIOS AUMENTAN, LAS HORAS TRABAJADAS POR JEFES DE HOGAR TIENDEN A DISMINUIR

Un estudio realizado por los investigadores de LyD, Paulina Henoch y Ercos Valdivieso, presentado recientemente en el Tercer Encuentro de la Sociedad de Políticas Públicas, revela que a medida que los subsidios aumentan, las horas trabajadas por los jefes de hogar tienden a disminuir.

La investigación llevada a cabo con datos de la encuesta CASEN de 2009 muestra también que las transferencias monetarias sin condiciones tienen mayor efecto en las mujeres, ya que si los subsidios recibidos equivalen al 50% o más de los ingresos que obtiene por su cuenta, una mujer jefa de hogar reduce su carga laboral en promedio 6 horas a la semana, mientras un jefe de hogar lo haría en 3 horas.

Para realizar el estudio se sumaron todos los subsidios que contemplaba el programa Chile Solidario.

Otras conclusiones del estudio:

Los subsidios monetarios tienen un mayor impacto que los no monetarios. Cuando los subsidios superan el ingreso autónomo (se representa con un 100%), el efecto del subsidio monetario entre los jefes de hogar tratados y no tratados es de 3,6 horas menos a la semana. Mientras que el de educación es de 2,2 horas y salud 2,4 horas menos a la semana.

El 20% más pobre de la población tiene un menor efecto que el resto de los quintiles.

El jefe de hogar de mayor edad presentan un mayor impacto. Si el jefe de hogar tiene entre 31 y 54 años y tiene un subsidio monetario superior al monto del ingreso autónomo, éste trabaja 3,4 horas menos promedio. Luego, si tiene más de 55 años éste trabaja 5,5 horas semanales menos.

VER PRESENTACIÓN DEL ESTUDIO EN EL 3° ENCUENTRO DE LA SOCIEDAD DE POLÍTICAS PÚBLICAS